Zenda reseña El cuaderno gris y otros textos de Aleksandr Vvendenski

8 minutos de lectura

Zenda publica una reseña de El cuaderno gris y otros textos – Aleksandr Vvendenski.

La revista de libros, Zenda, publica la reseña de la poeta Beatriz Russo sobre El cuaderno gris y otros textos de Aleksandr Vvendenski. Un análisis que sitúa al poeta ruso en las vanguardias que surgieron durante el inicio de la revolución bolchevique y el régimen estalinista y que dieron lugar a la fundación del movimiento OBERIU (Asociación por el Arte Real). Destaca la reivindicación constante de Vvendenski en favor del desarrollo de la conciencia individual tanto en la vida como en el arte y en la incapacidad del ser humano para comprender el mundo.

Poemas sin tiempo

Antes de cada palabra pongo la pregunta: qué quiere decir, y por encima de cada palabra pongo su indicador de tiempo. ¿Dónde está mi amada Masha, y donde están sus miserables manos, y sus ojos, y todas sus otras partes? ¿Por dónde camina, viva o asesinada? No tengo fuerzas. ¿Quién? Yo. ¿Qué? Fuerzas. Estoy solo como una vela. Soy siete minutos menos cinco 8 minutos menos cinco, igual que nueve minutos menos cinco una vela 10 minutos menos cinco. Un instante como si nunca. Y las cuatro en punto también. Y también la ventana. Pero todo es lo mismo.

Se hace tarde, se hace temprano, no se ve ni el sueño, donde está el mar, la palabra, la sombra, el cuaderno, ciento cincuenta y cinco llega para todas las cosas.

***

Todo lo que estoy intentando decir aquí en relación con el tiempo es, hablando con propiedad, falso. Las razones para esto son dos. 1) Cada persona que haya dejado de comprender por lo menos un poco el tiempo –y solo aquel que lo ha dejado de comprender lo ha co- menzado a comprender– debe dejar de comprender al mismo tiempo todo lo existente. 2) Nuestra lógica humana y nuestro lenguaje no se corresponden en absoluto con el tiempo, ni en su comprensión elemental ni en la compleja. Nuestra lógica y nuestro lenguaje patinan sobre la superficie del tiempo.

Sin embargo, tal vez se pueda intentar escribir algo, si no sobre el tiempo, ni sobre nuestra incomprensión del tiempo, al menos con el propósito de establecer ciertos puntos determinados de nuestro sentido superficial del tiempo, y en base a ellos se nos puede aclarar el camino hacia la muerte y la amplia incomprensión.

Algunos poemas a destiempo

1. EL TIEMPO Y LA MUERTE

Más de una vez he sentido y comprendido o no he comprendido la muerte. He aquí tres casos que se me han quedado profundamente grabados. 1. Esnifé éter en el cuarto de baño. De golpe todo cambió. En el lugar en el que había una puerta, en el que había una salida, se elevaba una cuarta pared, y en esta pared estaba mi madre ahorcada. Recordé que justo de esta manera me había sido anunciada mi propia muerte. Nunca nadie me había vaticinado mi muerte. Un milagro se hace posible en el momento de la muerte. Es posible porque la muerte es la detención del tiempo.

2. En la cárcel tuve un sueño. Un pequeño patio, una plazuela, un pelotón de soldados, se preparan para colgar a alguien, me parece que a un negro. Sentí un miedo intenso, pánico y desesperación. Huí. Y mientras corría por el camino, de pronto comprendí que no tengo lugar adonde huir. Porque el tiempo corre a mi lado y permanece quieto al lado del condenado. Si tratásemos de imaginar su espacio sería como una silla en la que estuviésemos sentados él y yo al mismo tiempo. Y después de un tiempo yo me levantaré y saldré y él se quedará. Pero de todas maneras habremos estado sentados en la misma silla.

3. Un sueño más. Yo caminaba con mi padre, o bien él me lo dijo o yo mismo de golpe comprendí que una hora más tarde o una hora y media más tarde me iban a colgar. Comprendí y sentí la detención. Algo finalmente iba a ocurrir de verdad. Y eso que de verdad ocurre es la muerte. Todo lo demás no es realmente aquello que ocurre. No es ni siquiera aquello que está ocurriendo. Es algo como un ombligo, la sombra de una hoja que cae, o un deslizamiento en la superficie.

Descubre El cuaderno ruso y otros textos, de Aleksandr Vvendenski. 

Una recopilación de poemas y prosas escritos entre los años 1928 y 1941, emparentados con el dadaísmo, el surrealismo, la literatura del absurdo, la tradición patafísica y la teología negativa. Una investigación radical y abrasiva acerca de las relaciones entre lenguaje y realidad.

Valoración usuarios:
4.6/5

Libros relacionados

Más sobre otros títulos

Novedades 2021

NO TE VA A QUERER TODO EL MUNDO - ISABEL COIXET zenda Zenda reseña El cuaderno gris y otros textos de Aleksandr Vvendenski NO TE VA A QUERER TODO EL MUNDO 720x480

Navegación Entrevista ficcionada a Isabel Coixet y otras sinergias Cosas que nunca te dije, Isabel

Leer más...
12 minutos de lectura
todo es personal comentarios zenda Zenda reseña El cuaderno gris y otros textos de Aleksandr Vvendenski Piezas todo es personal portada tw 720x480

Todo es personal de Malú Huacuja del Toro Todo es personal – Malú Huacuja del

Leer más...
7 minutos de lectura
hijos perdidos zenda Zenda reseña El cuaderno gris y otros textos de Aleksandr Vvendenski Piezas hijos perdidos portada tw 720x480

Hijos perdidos de Carlos Rubio Una novela conmovedora sobre el conflicto de la paternidad no

Leer más...
6 minutos de lectura
zenda Zenda reseña El cuaderno gris y otros textos de Aleksandr Vvendenski banners derribando muros 2021 portada facebook 720x379

Marina Abramović: el triunfo del diálogo con el cuerpo La artista serbia de performance, Marina Abramović, logra

Leer más...
12 minutos de lectura

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Lo último de Blog