Mutafukaz vol. 2: inquietantes agujeros negros – Guillaume Renard «RUN»

7 minutos de lectura

Review

Ciencia ficción
9.5/10
Cultura popular
9.5/10
Humor negro
9/10
Mafia oriental
9/10
Acción
9,5/10
Overall
9.3/10

Mutafukaz vol. 2: inquietantes agujeros negros – Guillaume Renard «RUN»

Mutafukaz vol. 2: inquietantes agujeros negros – Guillaume Renard «RUN». Una persecución por los callejones del centro de la ciudad, un tiroteo en Little Tokyo y un viaje al desierto: ¡continúa la vibrante acción con el segundo volumen de Mutafukaz!

Valoración usuarios:
4.5/5

Carrera libre y en buena compañía

Antes de adentrarnos en Mutafukaz sería pertinente hablar primero del creador de este universo, Guillaume Renard «RUN», uno de los dibujantes y guionista más influyentes de los últimos tiempos. Un visionario que entendió que el futuro se desarrollaría en gran parte en Internet y para la que concibió en exclusividad desde su agencia de publicidad proyectos para grandes marcas. En el año 2000 comienza a subir a la red ilustraciones y pequeñas animaciones con los personajes de la historia. En 2002 realiza un cortometraje titulado Mutafukaz Opération Blackhead, que obtuvo un gran éxito en festivales. Después de la animación, la historia saltó al cómic cuando en 2006 empieza a trabajar en la editorial francesa Ankama, que le permite tener un sello propio, Label 619, donde pudo reunir a guionistas y dibujantes de la categoría de Florent Maudoux, Guillaume Singelin o Mathieu Bablet, poseedores de un estilo estilizado, dinámico y sin ambages. Aquí encontró un ambiente en el que gozó de la libertad para desarrollar un universo muy peculiar que hasta el momento se forma con seis volúmenes y varios spin-off: Loba Loca, Mutafukaz 1886 y Puta Madre, esta última publicada por Dibbuks en 2019, y un largometraje de animación codirigido por el propio RUN y el japonés Shôjiro Nishimi, animador que participó en obras claves del manga como Akira o del cine de superhéroes como Batman: Gotham Knight. 

Creando atmósferas fuera de serie

Su pasión por la ciencia ficción, la serie B, e incluso la serie Z, la cultura popular, especialmente la latinoamericana, se destila en cada una de las páginas de estos cómics y no tiene mayores reparos en conjugarlos, para crear una particular y absorbente mixtura. Muchos conceptos que se entremezclan y que con oficio los va encajando a la perfección para crear una obra y, aún más difícil, una atmósfera única y distintiva. En una California en la que un cataclismo acabara con Los Ángeles y San Francisco, surge colindante con la frontera mexicana una mega urbe, Dark Meat City, en la que más de 600 bandas delictivas se reparten un territorio con serios problemas de pobreza, contaminación e inseguridad. Es este escenario se mueven los protagonistas: Angelino, un joven que trabaja como repartidor de pizzas sufre un accidente de tránsito. A partir de entonces, tiene extrañas visiones y, por si no fuera poco, unos hombres de negro lo empiezan a perseguir a él y a su compañero de piso Vinz, además de ser acusados por los medios de comunicación de perpetrar un atentado en la misma Casa Blanca. El diseño cercano al cartoon de los personajes principales de Mutafukaz –Angelino es un chico de color negro cuya cabeza es una bola, Vinz tiene como cabeza una calavera flamígera y su amigo Willy es un murciélago que siempre va desnudo­– contrastan con la ambientación casi naturalista.

La magia de un creador de mano ancha

En este segundo volumen de Mutafukaz siguen convergiendo líneas argumentales muy claras al género negro y a la ciencia ficción, que ya estaban en el primer volumen. Continúa la violencia extrema, el humor negro, el delirio insondable, aunque la acción –en su parte central– hace una parada en los territorios de la mafia oriental provocando que el cómic se transforme en un manga. Deja los colores, adopta el blanco y el negro, y los yakuzas y las katanas campan a su ancho en una sangrienta aparición. No es baladí esta incorporación. Es fundamental porque es una declaración de intenciones, una firme apuesta por lo ecléctico y el deseo de huir de encasillamientos en un mundo cada más mestizo y heterogéneo.

Libros relacionados

Más sobre otros títulos

Novedades 2021

NO TE VA A QUERER TODO EL MUNDO - ISABEL COIXET guillaume renard Mutafukaz vol. 2: inquietantes agujeros negros – Guillaume Renard «RUN» NO TE VA A QUERER TODO EL MUNDO 720x480

Navegación Entrevista ficcionada a Isabel Coixet y otras sinergias Cosas que nunca te dije, Isabel

Leer más...
12 minutos de lectura
todo es personal comentarios guillaume renard Mutafukaz vol. 2: inquietantes agujeros negros – Guillaume Renard «RUN» Piezas todo es personal portada tw 720x480

Todo es personal de Malú Huacuja del Toro Todo es personal – Malú Huacuja del

Leer más...
7 minutos de lectura
hijos perdidos guillaume renard Mutafukaz vol. 2: inquietantes agujeros negros – Guillaume Renard «RUN» Piezas hijos perdidos portada tw 720x480

Hijos perdidos de Carlos Rubio Una novela conmovedora sobre el conflicto de la paternidad no

Leer más...
6 minutos de lectura
guillaume renard Mutafukaz vol. 2: inquietantes agujeros negros – Guillaume Renard «RUN» banners derribando muros 2021 portada facebook 720x379

Marina Abramović: el triunfo del diálogo con el cuerpo La artista serbia de performance, Marina Abramović, logra

Leer más...
12 minutos de lectura

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Lo último de Blog